top of page

¿Cómo identificar una crisis de ansiedad? Conoce las claves para reconocerla y 4 consejos para manejarla. 

Actualizado: 17 ene

La ansiedad es una emoción natural que todos experimentamos en diferentes situaciones de la vida. Sin embargo, cuando esta ansiedad se vuelve abrumadora y desencadena síntomas intensos, puede manifestarse en lo que se conoce como una crisis de ansiedad.



¿Cómo identificar una crisis de ansiedad? Conoce las claves para reconocerla y 4 consejos para manejarla. 


¿Qué es una crisis de ansiedad? ¿Es lo mismo que una crisis de angustia? ¿Cómo la diferencio de un ataque de pánico?

Para entender este concepto, tenemos que diferenciar entre tres cuadros clínicos diferentes:


  1. Crisis de ansiedad: es un episodio de malestar emocional creciente e intenso que invalida a realizar las actividades habituales. Estas crisis pueden ocurrir inesperadamente o pueden estar relacionadas con situaciones específicas que provocan alto estrés como por ejemplo una prueba próxima, una presentación en público, entre otras.

  2. Ataque de pánico: es un episodio repentino e inesperado de miedo intenso, malestar emocional y físico. Generalmente son espontáneos, pero también pueden ser gatillados con situaciones específicas como lugares cerrados, multitudes o estrés extremo. Los síntomas varían de persona a persona, pero pueden incluir:

  3. Palpitaciones rápidas del corazón.

  4. Sensación de ahogo o falta de aire.

  5. Mareos o desmayos.

  6. Sudoración excesiva.

  7. Temblores corporales.

  8. Miedo a perder el control.

  9. Sensación de muerte inminente.

  10. Entumecimiento u hormigueo en las extremidades.

  11. Crisis de angustia: es un episodio de malestar psíquico y emocional muy difícil de controlar, que está estrechamente asociado a un gatillante específico como una discusión con algún ser querido o alguna situación frustrante para la persona.


¿Cómo manejar una crisis de ansiedad?

Si estás experimentando una crisis de ansiedad o alguien a tu alrededor está pasando por ello, aquí hay algunos pasos que pueden ayudar:


1. Respiración profunda y lenta: La respiración profunda puede ayudar a reducir los síntomas físicos. Intenta inhalar lenta y profundamente por la nariz, mantén el aire en los pulmones por unos segundos y luego exhala lentamente por la boca. Aquí es muy importante que sea lo más lento posible. El objetivo no es inhalar una gran cantidad de aire y exhalar fuerte, sino todo lo contrario, piensa que estás respirando a través de una bombilla. También es importante que el tiempo de exhalación sea más largo que el tiempo de la inspiración. Bota el aire lo más lento que puedas.


2. Prácticas de relajación: Técnicas como la meditación, el yoga o la visualización pueden ayudar a reducir la ansiedad. Enfocarse en algo específico como imágenes positivas puede calmar la mente y el cuerpo. Un ejercicio que ayuda a concentrar la atención en un solo foco es buscar y nombrar 5 colores que puedas ver a tu alrededor, seguido de 4 sonidos que puedas escuchar en el ambiente, 3 cosas o texturas que puedas tocar o sentir con el tacto, 2 olores que puedas reconocer cerca tuyo y finalmente 1 sabor, para eso puedes comer algo que tengas a mano como un dulce, una fruta o chocolate. También puedes usar la relajación muscular progresiva que consiste en tensar los músculos de las piernas la mayor cantidad de tiempo posible y con toda tu fuerza hasta que no puedas más, luego seguir con la musculatura del abdomen, luego con la musculatura de los brazos y finalmente con los músculos faciales. Un último ejercicio es sumergir tu cara en un balde con agua y hielo por 5 segundos, o jugar con un hielo sobre la piel de tus brazos y piernas.


3. Busca apoyo: Habla con alguien en quien confíes sobre lo que estás experimentando. A veces, solo compartir lo que sientes puede aliviar la intensidad de la crisis. Puede ayudar a concentrar tu atención en su voz o pedirle que te cuente alguna historia para desviar el foco.


4. Busca ayuda profesional: Si las crisis de ansiedad son frecuentes o interfieren significativamente en tu vida diaria, considera buscar ayuda de un profesional de la salud mental. Psicólogos o psiquiatras de centros médicos certificados pueden ofrecer estrategias de tratamiento efectivas y/o apoyo farmacológico.


Estas técnicas también sirven para las crisis de angustia y para los ataques de pánico.


En conclusión, las crisis de ansiedad pueden ser aterradoras, pero es importante recordar que son tratables y que tienen una duración limitada de tiempo. Reconocer los síntomas, encontrar formas de manejar la ansiedad y buscar ayuda cuando sea necesario son pasos cruciales para superar estos episodios y mejorar tu bienestar emocional.


Si tú o alguien que conoces está experimentando crisis de ansiedad con regularidad, no dudes en buscar la ayuda adecuada. Con el apoyo adecuado, es posible aprender a manejar la ansiedad y vivir una vida plena y saludable. Recuerda, el autocuidado y la autocompasión son fundamentales en el camino hacia la recuperación emocional.


En One Health contamos con un equipo de salud mental capacitado para ayudarte en en manejo de las ansiedad, crisis de angustia y/o crisis de pánico. No dudes en agendar una hora. Recuerda que no estás solo/a.








208 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page